La nieve es bella hasta que se tiñe de rojo (Si bebes no conduzcas y aunque no bebas ten cuidado EDITION).

Hay zonas de la carretera donde no se puede imaginar uno que es posible tener un accidente, y da lo mìsmo que sea un "percance"o "un señor accidente".Hay zonas de la carretera donde una milésima de segundo valen su peso en oro, y la atenciòn  al volante serà el director de esa orquesta en la que, si hay un instrumento que desafna, manda al carajo la funciòn.

Hace pocos dìas alguien de esta ciudad tuvo un accidente (se saliò el coche por un terraplén) no se sabe si por falta de atenciòn, si debido a la velocidad, si debido a la meteorologìa del momento, a la persona que conducìa (el coche tenìa el distintivo "conductor acompañado", es decir, un novel al volante), o una mezcla de todo.Por ese lugar he pasado con el coche muchas veces, que nunca son suficientes para considerarse  "experto", y alguna vez, un poco màs arriba, he tenido "avisos" de que si se conduce con cuidado irà bien  la cosa, pero si la meteorologìa noe s buena, hay que conducir con el triple de cuidado; he pasado por allì, y por otros lugares parecidos, con nieve, hielo, niebla,lluvia, calzada llena de hojas secas,...y he tenido "avisos", como todo hijo de vecino puede tener,y a dìa de hoy he ganado no en "experiencia al volante", que sì que la hay, pero nunca es suficiente, sino en precauciòn y sentido comùn al volante: si no son buenas las condiciones, no se va por ahì y se anula la sesiòn con el paciente;si no hay màs remedio porque es de urgencia vital para el paciente, se va con cuidado y si se tarda 3 horas en llegar, se tarda tres horas en llegar.

Hoy he sabido que esa persona que conducìa està ilesa, pero su padre està con a mèdula espinal seccionada a un nivle por debajo de la caja toràcica, es decir, mal pronòstico.
Por eso conducir me tensa;por eso como no tengo màs narices que conducir,me tenso pero soy cauto, sobre todo cuando otros van mucho màs a lo loco y parece que vas a chocarte contra ellos o van a echarte de la estrecha carretera de montaña;por eso odio esperar a alguien que va a hacer un trayecto largo en coche;por eso toda precauciòn es poca y no hay que dejar de percibir que la vida se va en un plis-plas si no se està atento.

Y en estos dìas de nevada tan bellos y frìos y difìciles para trabajar con el coche se disfruta de la nieve, pero su belleza y la belleza de sus paisajes deja  de ser asì cuando la nieve se tiñe de rojo.

A lo mejor es algo exagerado todo el post, pero en resùmen viene a decir "atenciòn, amigo conductor;la senda es peligrosa".


Saludetes

4 comentarios:

Elia dijo...

Yo no conduzco, pero esa sensación de perder el control debe ser horrible. Como bien has dicho,nunca se tiene suficiente cuidado.

Especialmente cuando la vida de otro también depende de tí.

J et M dijo...

Es una sensaciòn rara: conduces seguro y de repente hay algo que desestabiliza y es cuando en vez de dormirte debes reaccionar con la respuesta correcta.Si no, te vas al garete.

Parisina dijo...

Jo, qué triste tener un accidente y que uno de los tuyos resulta afectado... :-(

J et M dijo...

Ya te digo.Es una puNtada.