Sobre los tres hospitales en los que he estado.

Pensé que para los franceses un extranjero,en mi caso un español, que viene a su pais a trabajar es como un grano en el culo, pero eso va màs allà de la realidad,porque por mi experiencia no lo considero asì.

Podrìamos decir que no montan acogidas como en "Bienvenido Mister Marshall" con el carismàtico Pepe Isbert dando toques de color al tema,pero sì que su comportamiento conmigo ha sido màs que exquisito.Pongo datos:

-Hôtel Dieu, primer hospital al que voy, en Clermont-Ferrand:la acogida fue im-pre-sio-nan-te por parte del equipo de kinés -todo mujeres- y de la jefa del departamento de kinésithérapie del CHU (Hospitales Universitarios).Aparte de aprender una barbaridad sobre la profesiòn en Francia,vocabulario tècnico,...se fortalece uno personalmente y profesionalmente,y las relaciones profesionales se consolidan.sigo hablando con ellas por mail y pasàndonos informaciòn,artìculos,...

--CHU Gabriel Montpied,en Clermont-Ferrand:dentro de un equipo màs numeroso que en el anterior hospital, me encontré con dos subgrupos: hombres y mujeres, y podrìa decir que la relaciòn entre los dos grupos no era muy fluida.Habìa tema de fondo,pero eso es secreto profesional.De los hombres la relaciòn con todos fue exquisita,y muy didàctica con dos de ellos en especial.De las mujeres,con todas fue magnìfico el trato y de todas aprendì algo.

-En el Centre Médical Etienne Cléméntel, en Enval, el trato fue exquisito también desde el primer dìa, tanto por parte del Jefe de Kinés como de todos los kinés,enfermeras,mèdicos y residentes,...personal auxiliar y pacientes-familias.
Es quizà la mejor experiencia,la de Enval, la que màs me ha enseñado,la que màs me ha enriquecido.

Con estos apuntes acerca de la experiencia propia certifico que el francés no es como el que se pinta, con la boina, la camisa a rayas y la baguette bajo el brazo;los que màs campechanos son,generalizando un poco, son los que viven en la campagne-en el campo-;luego en las ciudades te encuentras de todo,pero el trato no es despectivo.si ademàs saben que la parienta es francesa y profe màs atentos son -los maestros,sobre todo los que trabajan escondidos en pequeñas comunidades de la campaña,son muy bien considerados porque valoran su esfuerzo y trabajo-.

Y bueno, esta reflexiòn es ùtil para todos aquellos interesados en saber cosas de los paises de la U.E.Son experiencias ùtiles.
Debo añadir que nunca he pasado tantas recetas de paella,de sangrìa,etc... a otras personas como he hecho durante mi estancia en los tres hospitales.

En breves dìas comenzaré en un gabinete de fisioterapia que marcha a las mil maravillas y debo decir que desde el primer dìa el trato profesional -que pasarà a ser también personal-està siendo ideal para trabajar en armonìa.

Hablando de armonìa:he editado la entrada que escribì mientras estuve en el Hospital de Enval, en mitad de un bosque, y he añadido varias fotos.

El enlace directo de esa entrada està aquì.

Saludetes.

6 comentarios:

Jabolka dijo...

Ah vale, ahora ya se que quien es el profesor/a, jeje... Yo me voy unos mesecitos a Villeneuve des Avignon, como auxiliar de conversación pa' los profes de español. :)
Saludetes!

J et M dijo...

Creo que te va a encantar la experiencia.Si tienes dudas en Francia consulta Spaniards.es o pregùntame,vale???

GRacias por visitar el blog.

Jabolka dijo...

Muchas gracias! Si, Spaniards es una ayuda increible y además, engancha, es demasiada información!!!

J et M dijo...

Ya te digo.Hay algunos que dicen que està peor spaniards que antes, pero yo lo veo igual.

Lo que pasa es que mucha gente que ya tiene su oinformaciòn o no vuelve o no pregunta cosas estrìctamente imporantes;hay de too.

Una ex-parisina de bote dijo...

La verdad es que en el extranjero se tiene una idea negativa y equivocada de los franceses (lo mismo que de los estadounidenses) y creo que la culpa la tienen los parisinos. Ellos sí que son fríos y antipáticos y luego le dan la fama al resto del país...

J et M dijo...

Completamente de acuerdo, ex-parisina.
Los parisinos son "especiales" y dan la fama de "especiales"a los demàs, que no les han hecho nada.

Aun asì, me encanta Paris, pero no para vivir.